Llamame mas temprano, bebe.

Aunque el celular es parte de nuestra vida, es necesario que te tomes unos minutos para pensar qué tipo de fiesta querés vivir.


 

 

Tenés que saber que ese día tendrás todo el poder del mundo para hacer que los invitados respeten cualquier tipo de orden que les des, están ahí por vos y su mayor deseo es que seas feliz.
Por lo cual, es una gran oportunidad de pedirle a todos ellos que se animen a ser parte del desafío #FestejoSinPantalla. ¿En qué consiste esta idea? En dejar por un rato el dispositivo que domina cada minuto de nuestros días y, de esta forma, estar conectados al 100% con lo que sucede en el evento.
Claro está que no todos lo van a tomar de la mejor manera pero, es importante que comprendas, que luego ninguno se arrepentirá de haber contribuido con tu decisión. En esta nota te brindaremos las razones por las cuales el celular no influye positivamente en la velada.


 

1- Las personas están más pendientes de la selfie que de bailar con los protagonistas de la fiesta. ¿Quién no quiere cambiar su foto de perfil de Whatsapp? Todos aprovechamos los festejos para hacerlo porque estamos maquillados, peinados y bien vestidos, es decir, en nuestro mejor momento. Incluso muchos suelen renovar la imagen de Tinder y Happn. Pero, lamentablemente, nos olvidamos de brindarles amor y atención a los homenajeados.


 

2- Conversaciones paralelas. A veces tenés que sentar en una misma mesa a personas que no se conocen entre sí y, creeme, que si ambas se encuentran con el celular será más complicado que puedan interactuar. Gran error porque es una buena oportunidad para estar en contacto con otros seres humanos, algo que no sucede todos los días.


3- Mensajes inesperados. Y sí, justo el día de tu boda o fiesta de 15 a tu mejor amiga le llega un Whatsapp de su ex. Que buena idea que tuvo ese chico o chica que tan bien te caía, ¿No?. Pero son cosas que pueden pasar y, claramente, después esa energía negativa la vas a sentir durante toda la celebración.

 

 

4- Vamos a mirarnos más. ¿Cuál es la necesidad de estar todo el día viendo una pantalla? Relajá, mirá lo lindo que está el protagonista, el salón, los cubiertos, los centros de mesa, en fin… toda la ambientación. Aprendé a disfrutar de las pequeñas cosas. Si estás detrás de una pantalla no vas a poder estar en contacto con lo que verdaderamente está pasando y tanto esfuerzo costó.


5- Accidentes. Los mozos suelen ser divinos pero no dejan de ser humanos. Tu abuela está muy tranquila viendo los mensajes nuevos cuando llega uno de los que se encarga de servir la bebida y le tira sin querer todo el líquido encima del dispositivo móvil.  Mal momento para ella, mal momento para vos y mal momento para el mozo.

 

 

¿Se entendió? Sin dudas, dejar de lado la tecnología por un día es una buena alternativa no sólo para los homenajeados sino también para aquellos que los rodean. En una de esas, les das una lección de vida y comienzan a quererte mucho pero mucho más de lo que ya lo hacían.

 

Volver a Consejos...

Seguinos en Facebook

¿Querés que tu empresa aparezca en Programá Tu Fiesta?